Conozca los tipos de pruebas de performance ​más comunes que puede ejecutar para mejorar los tiempos de carga de su sistema.

Tipos de Pruebas de Performance para mejorar la carga del Sistema
Foto de Frederik Lipfert en Unsplash

Entre los diversos tipos de pruebas de performance que generalmente se mencionan en el entorno de testing, hay algunos nombres estándar que suenan familiares con diferentes conceptos derivados de los nombres de varias herramientas.

A continuación, se muestran algunos de los tipos de pruebas de performance más comunes, con una explicación de sus diferencias:

Pruebas de Carga

Las pruebas de carga están destinadas a simular el máximo uso del sistema, para lo cual debemos analizar la cantidad de usuarios que tendrán acceso y las operaciones que se ejecutarán. 

Pruebas de Estrés

Conocidas también como pruebas de esfuerzo, el propósito de las pruebas de estrés es encontrar el punto de ruptura del aumento mediante la ejecución de las transacciones a las que se accede más (normalmente) de manera incremental en cuanto al número de usuarios, hasta que el sistema falle. Esto indicará el número máximo de usuarios que el sistema puede soportar, con la infraestructura en la que está instalado y cuánto tiempo se tarda en recuperar el funcionamiento normal después de que el sistema ha estado inactivo durante un período.

Pruebas de Resistencia

Las pruebas de resistencia, también llamadas pruebas de remojo, confiabilidad o duración, consisten en probar el sistema durante períodos de tiempo más largos, con el fin de revelar otros tipos de problemas.

Estos incidentes pueden surgir a raíz de la acumulación de problemas, como en el caso de fugas de memoria (memory leaks). También ayudan a analizar el comportamiento del sistema después de un período específico de funcionamiento.

Pruebas de Aceleración

Las pruebas de aceleración son una simulación de la carga con una velocidad de conexión limitada de los usuarios virtuales (todos ellos o solo un grupo), para analizar el tiempo de respuesta obtenido por aquellos usuarios conectados a través de redes de menor velocidad (3G, zonas lejanas, a través de Internet, etc).

En este tipo de pruebas de performance se utilizan simuladores de velocidad o modeladores de tráfico, además de algunas herramientas que tienen incluida esta funcionalidad.

Peak Testing

Este tipo de pruebas analiza el comportamiento del sistema ante peaks de intensidad mezclados con una carga regular, mostrando la recuperación tras el aumento de carga. Este tipo de situaciones ocurren en la realidad, por lo que es interesante analizar el comportamiento del sistema en estos casos.

Pruebas de Escalabilidad

Las pruebas de escalabilidad analizan cómo se intensifica el sistema. Indica, por ejemplo, cuántos usuarios más podemos admitir si se agrega otro servidor de aplicaciones, o mejoras en el tiempo cuando agregamos más CPU al servidor de la base de datos.

Este tipo de pruebas de performance deben ejecutarse durante el ciclo de desarrollo o antes del lanzamiento del producto, para poder detectar problemas antes de que el mismo usuario final.

La siguiente imagen representar algunos tipos de tests de rendimiento y cómo se verían los usuarios virtuales activos durante el tiempo de la prueba.

tipos de pruebas de rendimiento

¿No sabe con seguridad qué tipo de pruebas de rendimiento requiere para su proyecto o necesita desarrollar un plan de performance? ¡Reserve una consultoría sin costo de 30 minutos con nuestros expertos ahora!.


Otros contenidos relacionados

¿Cuándo es el mejor momento para comenzar con las Pruebas de Performance?

¿Por qué son necesarias las Pruebas de Performance?

¿Cómo diseñar un Plan de Pruebas de Performance?